En estos días estábamos en una video conferencia con un cliente potencial en otro proyecto que tenemos en línea  y nos dijo: “… y esto no lo puedo hacer yo”?

No les voy a contar la respuesta ya que es definitivamente comercial y políticamente correcta. Lo que sí les voy a contar es lo que hemos visto detrás de la frase “… y esto no lo puedo hacer yo?”.

Como emprendedores debemos tener mucho cuidado con nuestros gastos mientras nuestros emprendimientos empiezan a generar un flujo de caja, suficiente para poder contratar servicios que necesitemos. A nosotros nos ha pasado donde al principio somos mensajeros, contadores, vendedores, jefes logísticos, servimos los cafés – bueno no tomo café – así que servimos el agua, barremos la oficina y somos diseñadores web.

Todo, por el mismo precio. Por el precio de empezar un proyecto y hacer que despegue.

Cuando ya se pasa de esa etapa inicial, definitivamente se es más productivo si uno analiza los beneficios de soltar, delegar o dejar que otras personas o empresas con experiencia en esos campos lo hagan.

Les pongo el ejemplo con un servicio que nosotros ofrecemos por aproximadamente $70 USD. Es un servicio que queda sirviendo de por vida para los negocios locales y que puede beneficiarlos con clientes llegando a las puertas de su negocio.

En ese servicio, es que el cliente del principio de esta historia entra. Definitivamente, una empresa o negocio que ya está produciendo lo suficiente, puede delegar y hacer que otras personas trabajen para ellas, con resultados más que satisfactorios.

No caigamos en el síndrome de “Yo todo lo puedo hacer”!

Al final de cuéntas todos podríamos hacer de todo – bueno, depronto contstruir un avión comercial se complica un poco – pero de ahí a poder hacer todo, claro que se puede!

Les voy a poner un ejemplo. Si usted es mujer – o lo fuera, ne casao de que sea un hombre leyendo este post – , puede pintarse  sus propias uñas, cepillarse su propio pelo y pintarse su propia cara. Pero muchas veces le paga a alguien para hacerlo por usted. No es asi?

Usted tiene todas las capacidades físicas para hacerlo, le saldría casi gratis y sólo gastaría un poco de removedor, esmalte, lima, y maquillaje.

Pero usted prefiere pagarle a alguien que lo haga. Si, algo que usted podría decir: “pero eso lo puedo hacer yo”!

Si usted deja que otras personas hagan por usted cosas y le presten servicios, porqué no lo hace para su negocio?

Para un negocio con mayor razón yo buscaría cómo hacerlo ya que al final de un servicio que me estén prestando yo puedo estar ganando. Es decir, dejo de hacer algo que alquien puede hacer por mí, que tiene mucha experiencia en hacerlo y que analizando el retorno a la inversión, definitivamente es mejor que alguien lo haga por mí.

Que puedo estar haciendo el empresario en ese momento? Consiguiendo mas clientes, cerrando otros negocios o enfocándose en estrategias que traigan más negocios.

Asi que mi recomendación es: a pesar de que usted pueda hacer de todo – depronto hasta fabricar sus propias camisas y medias – no dude en pensar por un segundo que si alguien le está ofreciendo un servicio, depronto lo hará mejor que usted, mas rápido y seguramente mejor.

Enfóquese como empresario en lo que le genera valor a su empresa y enfoque su tiempo productivamente. Si usted cree que puede hacer todo, al final podrá, pero a un costo muy alto.